Farmacia Alba
Farmacia Alba: Te hacemos la vida más facil..

Acné juvenil.                            

 

DESCARGAR PDF 

Un problema asociado a la pubertad

 

El acné juvenil no es una enfermedad, es un trastorno normal y pasajero en el 90 por ciento de los casos. Tiene una relación directa con los cambios hormonales que suceden en la adolescencia. Cuando el reloj biológico controlado por el hipotálamo pone en marcha el proceso de la pubertad, se dispara la producción de hormonas sexuales y se origina una serie de cambios metabólicos que condicionan las diferencias sexuales de cada individuo. Así, aparece el vello en las axilas, en la barba, en el pubis; se desarrollan las glándulas mamarias, testículos y ovarios; ocurren cambios en las cuerdas vocales y las glándulas secretoras de grasa de la piel se activan. Ciertamente, la hiperactividad secretora de grasa de las glándulas hace que algunas se inflamen o se infecten dando lugar a comedones o granos abultados, en diferentes zonas de la piel, especialmente en la cara (frente y mentón).

Recomendaciones

El acné es un PROCESO TRANSITORIO que evoluciona favorablemente en la mayoría de los casos; por tanto, la actitud correcta es observar, mantener una BUENA HIGIENE  de la piel y evitar complicaciones. Si el caso no evoluciona favorablemente, acudir al DERMATÓLOGO.

Como norma, una LIMPIEZA DIARIA CON JABONES ESPECIALES, que eliminan el exceso de grasa y limiten la proliferación bacteriana, es suficiente para garantizar la desinfección de una piel joven.

Cuando se empieza a vislumbrar la aparición de algunos granitos en la cara, conviene actuar rápidamente y aplicar una CREMA SEBORREGULADORA POR LA MAÑANA Y POR LA NOCHE, con un suave masaje en cada granito o zona afectada. Algunas cremas contienen ácido glicólico o/y otros compuestos con acción exfoliante que eliminan las células muertas y limpian a fondo el folículo piloso.

Cuando aparecen algunos granos aislados y abultados, signo de inflamación y/o infección, se pueden utilizar CREMAS ANTIBACTERIANAS Y LÁPICES CON EFECTO QUERATOLÍTICO; después es conveniente tratar con parches oclusivos nocturnos o con toallitas impregnadas de antibiótico a baja dosis.

Existe una amplísima gama de PRODUCTOS PARA EL ACNÉ; lociones, parches, cremas, pomadas, sticks, pastillas de jabón, detergentes, toallitas, correctores, etc. Cada producto se adapta a una situación concreta. En Farmacia Alba le informaremos para seleccionar el más apropiado para su caso.

El acné en mujeres jóvenes puede corregirse con TRATAMIENTO HORMONAL (ESTRÓGENOS); pero esto es decisión exclusiva del médico.

En casos de acné profuso y/o grave puede ser efectivo el ácido cis-retinóico, que es un medicamento especial que receta el dermatólogo. Está reservado para SITUACIONES CON MUCHOS COMEDONES degenerados en pústulas o abcesos de pues, y siempre que haya riesgo de cicatrices o huellas indelebles.

NO SE DEBEN MANIPULAR NI ESTRUJAR LOS GRANOS. Cuanto más se toquen el resultado será peor, ya que pueden infectarse. Limpiar, desinfectar, depurar y no tocar son las claves de curación para el acné.

Es importante NO AÑADIR GRASA A LA PIEL ACNÉICA, porque empeora la situación. Por tanto, en cosmética sólo se deben utilizar CREMAS NO GRASAS (oil-free) y maquillajes especiales para pieles con acné.

LA AUTOMEDICACIÓN EN EL ACNÉ SUPONE UN RIESGO ALTO DE ERROR a la hora de seleccionar un producto cosmético no comedónico; además, muchos de los medicamentos para el acné requieren receta médica. Antes de automedicarse consulte a su farmacéutico.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo se debe acudir al dermatólogo?

Cuando los granos son abultados y dolorosos; cuando son numerosos y están extendidos por toda la cara; cuando están infectados y cuando no han dado resultado otros tratamientos básicos.

¿El acné sólo aparece en la cara?

La cara es lo más visible y además tiene un componente estético muy elevado que condiciona y afecta la autoestima; por ello nos referimos a ella casi siempre; pero indudablemente, también se presenta en la espalda, ingles, pubis, piernas y allí donde haya folículos pilosos. El tratamiento es el mismo.

¿La alimentación tiene que ver con el acné?

No está demostrado científicamente. Desde siempre el chocolate, los embutidos, los productos de bollería, los dulces, los mariscos y otros alimentos grasos se han considerado responsables o desencadenantes del acné; sin embargo, no hay evidencias ni pruebas científicas al respecto.

¿Se puede prevenir el acné?

No se puede evitar; es algo genético, es hormonal. Tan sólo se puede controlar cuando es incipiente y tratar cuando es evidente.

¿Es adecuado maquillarse con acné?

Sí. En muchas ocasiones permite ocultar o disimular las imperfecciones o granos de la piel. Eso sí, no se debe usar un maquillaje normal, sino sólo un maquillaje que sea específico para pieles acnéicas. La diferencia estriba en que un maquillaje normal puede obstruir el poro y provocar o empeorar comedones, mientras que los específicos llevan una baso no comedónica.

¿Es efectivo el tratamiento con láser?

En algunos casos, está resultando muy eficaz cuando se aplica la fototerapia dos veces por semana. Depende de cada situación y circunstancia. El dermatólogo debe decidir si es apropiado el caso.

¿Tener espinillas es tener acné?

No necesariamente. Puedes tener alguna espinilla aislada consecuencia de un grano que se ha infectado o de un folículo piloso que se ha obstruido; pero mientras no se asocien otras circunstancias y no sean numerosas, no podemos afirmar que sea acné. El diagnóstico siempre es competencia del médico. 

¿Puede tener acné un adulto no joven?

El acné no juvenil también existe y suele ser más grave, aunque es poco frecuente. Está relacionado con ciertas enfermedades y con el uso de algunos medicamentos como corticosteroides, rifampicina, litio, anabolizantes hormonales, bromuros, etc.

¿La gente que tiene picada la piel de la cara con cicatrices es por un acné juvenil mal tratado?

No siempre. También la viruela produce cicatrices. Lo que sí es cierto es que cualquier granito de acné que se infecte y no se trate adecuadamente puede derivar en una cicatriz para toda la vida. Cuando el acné se manifiesta hay que tratarlo para evitar secuelas.

El dermatólogo me ha recetado unas pastillas para el acné, pero me he asustado al leer el prospecto ¿Debo tomarlas o no?

Cuando un dermatólogo prescribe un producto antiacné sistémico (derivado de vitamina A, vía oral) es porque el caso lo requiere. Como especialista conoce perfectamente los efectos adversos que puede originar, pero lo prescribe porque son mayores los efectos beneficiosos que se van a obtener. Confíe en su dermatólogo.

Información extraída de recomendaciones de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria a la población.

Top | info@farmaciaalba.es