Farmacia Alba
Farmacia Alba: Te hacemos la vida más facil..

Consejos para prevenir, identificar y reducir su nivel de estrés 

DESCARGAR EN PDF

 Cuestión de calidad de vida

El estrés es una respuesta automática del organismo (fisiológica, psicológica y conductual) al intentar adaptarse a cualquier cambio ambiental, externo o interno, que altera el equilibrio emocional de la persona para hacer frente a situaciones que se suponen excepcionales. Si se prolonga en el tiempo, el estrés produce malestar, irritabilidad, distracción, aumento de las dificultades laborales y alteración de las relaciones. La Encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo 2005 indica que el estrés constituye, con un 27,9%, el segundo problema de salud relacionado con el trabajo, y la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo añade que del 50 al 60% del absentismo laboral está relacionado con el estrés. Como consecuencias más habituales se encuentran el cansancio, las alteraciones del sueño y las cefaleas. Pero este problema de salud puede provocar otros más graves como ansiedad, depresión severa, enfermedades cardiovasculares, accidentes de tráfico, etc. Es importante aprender a detectarlo, afrontarlo y si es necesario tratarlo para evitar complicaciones. 

Recomendaciones

NO SE PREOCUPE POR COSAS QUE NO SE PUEDEN CONTROLAR (como el clima).

FIJE METAS ASEQUIBLES TANTO EN CASA COMO EN EL TRABAJO. No se imponga más objetivos hasta adaptarse a la nueva situación. Establezca prioridades y delegue responsabilidades. Aprenda a decir no a los compromisos que no puede cumplir.

PLANTÉESE LOS CAMBIOS COMO UN RETO POSITIVO, NO COMO UNA AMENAZA. A veces los cambios radicales pueden ayudarle a superar la situación.

COMPARTA SUS SENTIMIENTOS CON UN AMIGO, FAMILIAR O PERSONA DE CONFIANZA, intente resolver los conflictos con otras personas y atrévase a pedir ayuda si la necesita.

HAGA EJERCICIO DE MANERA REGULAR. Es una forma saludable de descargar la energía y la tensión acumulada y de mejorar la forma física sintiéndonos mejor.

COMA DE FORMA EQUILIBRADA Y BEBA SUFICIENTE AGUA. Una deficiencia nutricional puede afectar también a su estado de ánimo. Comer con un horario establecido, cada 3-4 horas, ayuda a mantener su metabolismo y un nivel de energía alto. En el trabajo tenga a mano algunos frutos secos o cereales, galletas, etc.

DUERMA LO SUFICIENTE. Anotar las ideas y asuntos pendientes que le impiden conciliar el sueño le ayudará a aclarar la mente y le permitirá un mejor descanso.

EVITE EL CONSUMO DE ALCOHOL para hacer frente a las situaciones de estrés.

REALICE ACTIVIDADES QUE NO PRODUZCAN ESTRÉS Y QUE LE AYUDEN A DESCONECTAR DE LA RUTINA, como practicar deportes, pasatiempos o actividades sociales, o técnicas de relajación (yoga, meditación, etc.)

SI A PESAR DE ESTAS RECOMENDACIONES, el estrés no se logra controlar, consúltenos acerca de productos naturales a base de plantas como valeriana, pasiflora o melisa, que pueden ayudarle en épocas de nerviosismo o irritabilidad.

Preguntas frecuentes

¿Qué puede causar estrés?

Cualquier situación social que sobrepase los propios recursos y ponga en riesgo el bienestar. Por ejemplo, fallecimientos familiares, divorcios, separaciones, etc., y otros sucesos cotidianos menos relevantes pero que provocan contrariedad (perder cosas, atascos, falta de dinero, discusiones, etc.) o alegría (recibir buenas noticias, manifestaciones amorosas, etc.). También los cambios hormonales (pubertad, síndrome premenstrual, menopausia) son causa de estrés.

¿Por qué tengo estrés?

Ante una situación estresante, el organismo realiza un sobreesfuerzo para adaptarse a ella, participando casi todos los órganos y funciones del cuerpo (cerebro, nervios, sentidos, músculos, pulmones, corazón, estómago e intestino, etc.) Ésto nos ayuda a responder a tiempo de forma adecuada. Los síntomas mejoran cuando el organismo se adapta a la nueva situación, pero si esta persiste o se prolonga en el tiempo puede conducir al agotamiento y al aparición de trastornos.

¿Debo visitar al médico?

El estrés puede causar problemas de salud o empeorarlos. Debe visitar al médico si el estrés se mantiene en el tiempo (más de 6 semanas), o si aparecen síntomas de depresión o ansiedad, dolores de cabeza, espalda, insomnio, indigestión, fatiga, aumento de la presión arterial, incluso estreñimiento o diarrea y aumento o disminución importantes de peso.

¿Somos todos igual de susceptibles al estrés?

No, depende de la relación entre la situación estresante y las características y recursos de la persona para enfrentarse a ella. Situaciones que provocan estrés en una persona pueden resultar insignificantes para otra. Los rasgos de personalidad caracterizan la forma de pensar, percibir, reaccionar y relacionarse con los demás en los distintos contextos.

¿Cómo actuar ante el estrés?

Lo ideal es aprender a reconocer las primeras señales de estrés, (tensión en hombros, cuello y mandíbula, opresión en el pecho, dolor de cabeza, etc.), y, si es posible, evitar el suceso o la causa. Debe cambiar la forma de reaccionar al mismo y afrontarlo siguiendo algunas de las recomendaciones indicadas.

¿Hay tratamiento para el estrés?

En algunas ocasiones puede resultar útil complementar estas medidas con el uso de algún medicamento de recomendación farmacéutica, con fitoterapia como valeriana, melisa, pasiflora, etc. o bien homeopatía, que usados de forma correcta son eficaces y seguros contra situaciones de estrés y ansiedad. Y en determinados casos desde la farmacia le derivaremos a su médico para que valore su situación y le prescriba el tratamiento más adecuado.

¿Puedo tener desarreglos menstruales por estrés?

Sí, las irregularidades menstruales se dan en situaciones de tensión. El estrés puede afectar a las glándulas sexuales disminuyendo su tamaño y su actividad, lo que puede producir amenorrea, frigidez e impotencia.

¿Me duele la cabeza por estrés?

Muchos son los factores que pueden desencadenar dolor de cabeza: cambios de temperatura, luz, ingestión de determinados alimentos (chocolate, café, queso, frutos secos...), cambios en el horario de sueño, etc. Sin embargo, la mayoría de dolores de cabeza es de tipo tensional y se alivia con dieta apropiada y reducción del estrés. Si el dolor de cabeza se acompaña de fiebre, visión doble, confusión mental, dificultad para hablar, infección o trauma craneocefálico hay que consultar siempre al médico.

¿Puede aumentar la caída del cabello por estrés?

El estrés físico o emocional súbito pueden incrementar la caída de cabello de forma brusca durante semanas o meses después del episodio estresante. Con el estrés el pelo deja de crecer y cae aproximadamente a los tres meses, pero después comienza un ciclo normal de crecimiento y la pérdida sólo es temporal. Si el estrés es crónico se acorta la fase de crecimiento del pelo y continúa la pérdida de cabello mientras dura el estrés. No hay que olvidar la importancia de seguir una dieta adecuada y equilibrada.

Información extraída de recomendaciones de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria a la población.

Top | info@farmaciaalba.es