Farmacia Alba
Farmacia Alba: Te hacemos la vida más facil..

USO CORRECTO DE LOS MEDICAMENTOS

El correcto uso de los medicamentos es fundamental para que estos cumplan la función para la que han sido prescritos, por ello se debe estar correctamente informado, debemos preguntar a nuestro farmacéutico todas las dudas que tengamos al respecto, y proporcionarle toda la información que deba tener en cuenta para aconsejarnos en su uso, como por ejemplo, otros medicamentos o plantas medicinales que estemos tomando, así como otro tipo de enfermedades o afecciones, y alergias, que puedan influir en el correcto funcionamiento del fármaco. Una lectura detenida del prospecto que acompaña al medicamento, consultando cualquier duda que nos surja, es también un acto de responsabilidad, frente al buen uso del mismo.

Debemos conocer diferentes aspectos antes de la toma del medicamento, algunas cuestiones pueden parecernos obvias, pero por nuestra experiencia como farmacéuticos sabemos que esto no es así para todo el mundo, a lo largo de diferentes entradas intentaremos ir aclarando los distintos conceptos que debemos saber.

Lo primero que debemos conocer es el nombre del medicamento que vamos a utilizar, muchos medicamentos poseen distintos nombres comerciales pero tienen la misma sustancia activa, por lo que saber su nombre genérico es importante para evitar la duplicidad, es decir no tomar dos o más veces el mismo medicamento.

La dosis, posología, duración de tratamiento y forma de administración, son fundamentales a la hora de un correcto uso. Es decir si nos prescriben un fármaco, debemos conocer, que cantidad debo tomar, cada cuanto tiempo debo tomarla y a que hora debo tomarlo, si lo debo tomar antes o después de las comidas, durante cuanto tiempo, 3 días, una semana, un mes, que ocurre si me salto una toma.. así mismo debo conocer la vía y la forma de administración, si es de uso oral, rectal, intramuscular, vaginal...

Hay medicamentos complejos que requieren un correcto conocimiento del manejo, como pueden ser aerosoles, inyectores de insulina, etc.. Aunque la experiencia nos enseña que otros más sencillos como un supositorio, la mayoría de las veces no se utiliza correctamente.

Hace algún tiempo, hice la prueba con el uso de los supositorios, estos tienen dos extremos, uno en forma puntiaguda y el otro en forma plana, cuando le preguntaba a mis clientes por cual de los dos extremos tenía que ser introducido, todos sin excepción me indicaban que era por el extremo puntiagudo, el de forma cónica, cuando es precisamente el contrario, ya que esa forma esta concebida para contrarrestar el reflejo muscular producido por el esfinter anal y evitar ser expulsado de manera refleja por nuestro organismo.

Otro aspecto que debemos conocer son las contraindicaciones del medicamento que vamos a utilizar, esto es, si padecemos alguna enfermedad, afección o alergia, que nos impida poderlo tomar, un ejemplo clásico sería una persona con una úlcera de estómago que padece dolor de cabeza, no debería tomar aspirina, puesto si bien es cierto que le aliviaría el dolor, también le agravaría su problema de estómago y sería, como se suele decir, peor el remedio que la enfermedad.

La mayoría de los medicamentos poseen efectos secundarios, es decir, efectos indeseables diferentes a los que se busca con su utilización, esto no quiere decir que todas las personas que utilicen el medicamento van a experimentar dichos efectos adversos, pero si experimentásemos alguno, deberíamos saber si eso es debido al medicamento o no, y si debemos continuar o no con el uso del mismo.

Existen situaciones especiales como embarazo o lactancia, en las que hay que tener un especial cuidado con el uso de medicamentos, y no tomar ninguna sustancia sin consultarlo antes con nuestro médico o farmacéutico.

El uso combinado con otros medicamentos, plantas medicinales o incluso alimentos, puede dar lugar a la aparición de interacciones que también influirían en la correcta función del fármaco.

Para terminar, querríamos insistir en la importancia de no tomar ningún medicamento o planta medicinal, sin el asesoramiento adecuado de una persona especialista en este tipo de sustancias, como son nuestros farmacéuticos, y no tratar por nuestra cuenta ninguna patología sin la indicación de la persona preparada para ello como son nuestros médicos. 

Top | info@farmaciaalba.es